Uncategorized

Bloqueo de Gaveta por Material Doblado o Mal Colocado

Cerrajeros 24 horas
Las gavetas de los escritorios pueden trabarse de vez en cuando. ¿Por qué?, las razones pueden ser variadas, desde estar desordenada hasta por el doblez accidental de alguna libreta que no ha quedado bien acomodada al cerrarla o por efecto de algún golpe o movimiento cuando se limpia el área donde está situado el escritorio que pueda haber modificado el arreglo interno de cada cajón.
Cerrar el escritorio de manera apresurada cuando nos llaman a una reunión o debemos salir de improviso, puede también ocasionar estos inconvenientes, dado que una tijera o un bolígrafo, cuando quedan en posición diagonal o sobre una cima de papeles, pueden quedar sujetos a los compartimientos internos del escritorio que le dan soporte a los cajones.
Como incidente, no deja de ser molesto, pero no hay que desesperarse, pues para eso hay solución y en pocos momentos podemos recuperar nuestra compostura, lograr desbloquear la gaveta y continuar nuestro trabajo como si nada hubiese sucedido.
Qué vamos a necesitar
Sólo calma, paciencia y tiempo para reorganizar la gaveta una vez que logremos abrirla.
Qué podemos hacer para resolver el problema
Al retomar la calma, lo que vamos a hacer es intentar jalar la gaveta, para determinar hasta dónde es posible abrirla, a fin de establecer si hay espacio suficiente para introducir una mano y tratar de alcanzar la pieza que provoca la traba. De lograrlo, abriremos sin mayor dificultad el cajón y continuaremos nuestros quehaceres.
De no ser esto posible, procederemos a tomar con ambas manos cada uno de los laterales de la gaveta para iniciar algunas sacudidas que tendrán como finalidad lograr que los materiales que bloquean la apertura vayan cediendo y caigan sobre los demás materiales que tiene el cajón, posibilitando abrirla completamente.
Si esto tampoco resulta, a través del espacio que hayamos alcanzado a abrir antes de comenzar a sacudir la gaveta, probaremos introducir nuestra mano para tratar de empujar el elemento que la está bloqueando.
Respecto a esto, es decir, al uso de la mano para empujar los materiales u utensilios bloqueadores, se realizará en descansos durante la sacudida, de esta manera evitaremos golpearla, pudiéndola utilizar nuevamente cuando notemos que ese bloqueo ha comenzado a ceder y podamos extraer parte del contenido del cajón, terminar de empujar la pieza atravesada o tomarla para sacarla de allí.
Es probable que algo haya cedido por las sacudidas y se posibilite esta acción, pero también es factible que debamos combinar varias acciones de manera simultánea si ese espacio es muy pequeño.
¿Qué hacemos? Mientras intentamos empujar los materiales, sacudimos el cajón en sentido vertical y horizontal. ¿Cómo se hace esto de manera simultánea?, pues muy sencillo.
Lo que haremos será jalar suavemente la gaveta en tanto la agitamos con movimientos hacia arriba y hacia abajo, es decir, la subimos y la bajamos, hasta donde lo permita el tope del escritorio.
A la vez, la moveremos de forma horizontal, es decir de izquierda a derecha y viceversa. Aunque persistente, estos movimientos no deben ser fuertes, para evitar romper el cajón y complicar la situación.
El propósito es lograr desde varios frentes que la tijera, la libreta, el bolígrafo o lo que sea que esté trabando la gaveta ceda por efecto de las sacudidas hasta permitir que podamos abrirla completamente y, como es complemento, comenzar a reordenar su contenido.
Colocar las piezas sueltas en una caja dentro de la gaveta, puede ayudar a mantener el orden en nuestras cosas, así como no llenar demasiado los cajones pero, si se repite, ya tendremos una solución a la mano. ¿No te parece?

Última Modificación

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies